dilluns, 3 de gener de 2011

los recuerdos


Cierta obra de teatro que hablaba sobre el presente, el pasado y el futuro me hizo pensar. No en el futuro, que aunque misterioso y desconocido perezosamente consigo imaginar. Sino en el presente, en como éste se va tornando pasado a cada paso que da, a cada segundo que pasa. Y, entonces se formula automáticamente una pregunta en mi cabeza: ¿Seré capaz de acordarme mañana de lo que cené ayer? Porque realmente el tiempo se consume tan rápidamente que no creo que sea capaz de recordar todas las sensaciones, todos los lugares, las personas o, en resumen, todo lo que va formando mi vida. Si parece que fue ayer cuando gritamos “¡Feliz 2010!”
Esto hace que mi mayor anhelo (en esos momentos de reflexión) sea un objeto mágico de Albus Percival Wulfric Brian Dumbledore (descanse en paz), Director de la Academia Hogwarts de Magia y Hechicería; El Pensador. Qué fácil lo tiene él, no tiene más que apuntar con la varita hacia su sien y extraer el recuerdo vivido para conservarlo y poder revivirlo cuando lo desee. Es como una pila de piedra llena de un líquido azulado guardada en un armario junto con montones de botellitas. Pequeños frascos de cristal que contienen algo parecido a un hilo humeante i luminoso, un recuerdo. ¿Que quieres volver a verlo? Simplemente, vierte el contenido del recipiente que prefieras y sumerge tu cara en el Pensador, al momento caerás (sin hacerte daño) en una réplica del lugar de los hechos, verás cual película y vivirás de nuevo lo que ya viviste una vez. Si pudiera pedir cualquier cosa, CUALQUIER COSA, sería una de los deseos de mi lista.
Pero lo pasado, pasado está; el futuro ya llegará; así que…
A aprender de los errores cometidos y a intentar no volverlos a cometer, el presente es el mejor de los tres. Lo sabía ;)
Feliz 2011.
Ruth

1 comentari: