dijous, 16 de desembre de 2010

Odio el cansancio psicológico :/

Será por que me paso el día en el colegio. Cuando llegas a casa tienes ese cacao mental que te pide escuchar música, ver la tele o, simplemente tener una conversación divertida, lo que sea con tal de desconectar, de olvidarte de ese estrés con el que vienes. Lo peor es que acabas también cansado físicamente, supongo que el cerebro envía algún tipo de señal al cuerpo para que no haga nada complicado, que no está él como para ponerse a coordinarlo. Y, sinceramente, habiendo estado todo el día, recibiendo información, datos y datos acumulados en él (el cerebro), no me extraña que quiera descansar. Pero, ¿sabes qué, querido cerebro? El colegio nos ha seguido hasta aquí, todavía tenemos que hacer los deberes. Y, ten cuidado, hazlos rápido, cena bien y, lo más importante, descansa lo que tengas que descansar para no perderte ni una sola palabra de lo que aprendamos mañana. Por que si no prestas atención más de dos minutos seguidos puedes caer en un bucle de contradicciones y malentendidos al no haber escuchado algo que deberías y del cual, no lo dudes, será difícil salir. Entonces, a todo esto, ¿tienes una vida? La respuesta es sencilla, o sacas el tiempo (de donde, obviamente, no hay demasiado) o esa que antes era tu vida, desaparece.
Sin este odioso cansancio la tarde se prolongaría generosamente, no necesitaríamos descansar de los problemas, simplemente podríamos hacer cosas, montones de ellas. Así es que, mucho ánimo y no pierdas el ritmo por que si no, morirás de cansancio.

Cap comentari:

Publica un comentari a l'entrada